Contacto:

Si te gusta lo que ves y piensas 'Yo quiero algo así!', cuéntame en india.iniciando@gmail.com Haremos de ese diálogo tu dibujo personal.

domingo, 29 de junio de 2014

Para Peques. Una entrada. Dos encargos. Tres criaturitas lindas.

Visualicemos un saludo oriental que, para ellos, es mucho más que un simple saludo ('ola ke ase' es alejarse mucho de su esencia, desde luego).

Según el grado de inclinación en la reverencia, el saludo toma una dimensión:
15º es un saludo casual
30º es saludo y suma una muestra de agradecimiento
45º es saludo y suma un profundo agradecimiento y un respeto inmenso.

Me permiten hacerles un guiño, a modo distendido... Sumen 15+30+45... el total es 90... 90º son los que yo ofrezco en mi reverencia para con ustedes. Tengo la columna elongada de cuánto por agradecer. Los motivos son variados y numerosos, pero nos centramos en lo visual y 'material', que por aquí poco más se puede hacer, y dejamos a la magia de lo que sea... la transmisión del resto causal y tan rico en alimentarnos que no se puede ver ni mientras digieres, pero ahí está... mandando vitaminas y sales minerales y tal... a la sangre.

Sea de la mejor de las maneras, con la ternura de los bebitos.

Dos encargos deliciosos. Una persona deliciosa en ambos. Vínculo para la diversidad y la difusión. Su cariño era el trabajo que debía recrear. Así quedó:








Existe un juego de pictogramas, me encanta esa manera de mantener abierta la ventana del dibujo en el aprendizaje de la lectura. Para el nombre de la criatura... había de aparecer el mar, un caballito con forma de "i" y las olas.










En las historias que son bellas en su mismidad... poco más se puede hacer que no sea 'materializarles' un soporte en el que continúen escribiéndola... Unas prendas gráficas, un juego de linealidad para la escritura, una libretita artesana que respeta su cariño y, humilde, se ofrece como lugar.